SERVICIOS DE ASESORÍA

Nuestra empresa presta un servicio de asesoramiento integral para que nuestros clientes vean cubiertas todas sus necesidades en las siguientes áreas:

ASESORÍA FISCAL

» Resolución de consultas de índole fiscal y preparación de informes en los que se analizan las repercusiones fiscales de una decisión o hecho económico planteado.

» Preparación de impuestos: Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, Impuesto sobre la Renta de No Residentes, Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre Sociedades, Impuesto General Indirecto Canario, Impuesto sobre el Valor Añadido, Pagos Fraccionados, Retenciones (trabajo, arrendamiento de inmuebles, rentas de capital mobiliario,…), Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y Tributos Locales.

» Cumplimiento de obligaciones formales: Altas, bajas y variaciones censales.

» Comprobación de los impuestos liquidados por los organismos competentes en materia fiscal.

» Defensa de sus intereses ante cualquier Órgano e Institución de la Administración Tributaria (recursos, reclamaciones, asistencia en inspecciones,…)

» Planificación fiscal a corto, medio y largo plazo ofreciendo diversas opciones de tributación en función de los numerosos y variados incentivos fiscales que nos ofrece el Régimen Económico Fiscal de Canarias (REF) como la Deducción por Inversiones en Canarias (DIC), la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC), el Régimen Especial de la Zona Especial de Canarias (ZEC) y otros más específicos para determinadas actividades como el Régimen de las Empresas Productoras de bienes corporales, el Registro Especial de Buques y Empresas Navieras o las deducciones aplicables a las producciones audiovisuales y cinematográficas.

» Due Dilligence: Revisiones fiscales para detectar las posibles contingencias y riesgos derivados de decisiones adoptadas en ejercicios anteriores y planteamiento de alternativas para encontrar la mejor solución.

» Sucesión familiar: Asesoramiento en la preparación de una estructura empresarial que permita minimizar los costes fiscales en el tránsito de la empresa familiar entre generaciones, fundamentalmente en lo referente al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.